RADIO KOSMOS CHILE

RADIO KOSMOS CHILE
CENTRO CIENTIFICO TECNOLOGICO DEL MARGA MARGA - "CENCIENTECNO" - centrocientificotecnologico@gmail.com

2.10.13

2ª parte:

P: La astronomía, siendo sincero, es una de las ciencias más desconocidas por la población (a pesar de no ser la más compleja); ¿qué haría usted, en su opinión, para que más gente la conociera? (Sobre todo sabiendo que la población joven es el futuro y la astronomía pasa por ello en Chile). ¿Ofertaría como optativa la asignatura de astronomía sabiendo que física y química son obligatorias?
R: Una manera de aumentar el interés de los jóvenes en las carreras científicas son las charlas públicas en colegios. Cada vez que me invitan a una escuela, veo una chispa de curiosidad en los ojos de los alumnos. Me consta que hay un enorme interés por participar en la aventura del descubrimiento, pero lamentablemente muchos de ellos se quedan sin la opción de cumplir sus sueños. Así como yo me esmero en la divulgación de la astronomía, muchos de mis colegas participan a lo largo de Chile dando a conocer las grandes oportunidades que la astronomía ofrece para tener una vida muy plena y satisfactoria. Nuestra comunidad astronómica es pequeña, pero ha logrado cosechar muchos éxitos en atraer gente joven a la ciencia, lo que queda demostrado con el gran interés por estudiar astronomía en Chile. Sería de gran ayuda que un medio masivo como la TV ayudara a promover y valorar la investigación científica. Estoy seguro que contaría con la mayoría de los científicos en esta causa.

 
P: Supongo que le gustará leer; ¿Qué suele leer un astrónomo y astrofísico como usted? ¿Destacaría algún/os libro/s o autor/es?
R: Recomiendo el libro que leí el verano pasado: “Cometas en el cielo” de Khaled Hosseini, novela ambientada en el Afganistán de los últimos años.

P: Sobre su descubrimiento: Usted fue uno de los astrónomos indispensables para conseguir aquel premio Nobel: ¿piensa usted, uno de los artífices del mismo, que mereció más reconocimiento?
R: El mayor reconocimiento que he recibido es el afecto de la gente común, pero muy especialmente el de los jóvenes. A ellos les digo que lo importante es que nuestro proyecto Calán/Tololo fue clave en un proceso que condujo a un gran descubrimiento y al Premio Nobel de Física 2011. También les hago ver que ellos tienen a su alcance los telescopios más poderosos del mundo y las herramientas para hacer los descubrimientos más importantes de los próximos años.

P:
Sin embargo, su nombre y el de su observatorio, Cerro Tololo, sí que aparecen en el Nobel, ¿qué se siente alguien como usted al haber llevado su nombre y el de su observatorio hasta el galardón más importante, mediático y globalizado del mundo en su materia?
R: 
Me siento muy orgulloso que un proyecto científico financiado en buena medida por el Estado chileno (a través del programa Fondecyt), haya logrado encumbrarse hasta la cima más alta de la ciencia mundial. Entre 1989-1994 desarrollamos un método para medir distancias precisas en base a supernovas que nadie disponía en ese momento. El proyecto Calán/Tololo hizo posible que otros astrónomos descubrieran la aceleración del Universo en 1998, aportando una técnica innovadora y la mitad de los datos para este hallazgo, el que ha significado cambios transformacionales para la astronomía y la física.


P: Usted es un enorme estudioso, he leído que ha publicado cientos de artículos, un libro –con José Maza, su compañero- y recibe miles de citaciones;¿En qué consisten y cómo lleva a cabo sus investigaciones y sus escritos? ¿Qué labores realiza en Cerro Tololo?
R: La mayor parte de mi carrera científica la he dedicado al estudio de las supernovas. Fue el resultado de la casualidad debido al descubrimiento en 1987 de la supernova más brillante en 4 siglos, justo dos días antes de comenzar mi nuevo trabajo en Cerro Tololo. Fue literalmente “un regalo caído del cielo”. Desde entonces he tenido la oportunidad de trabajar en los mejores centros científicos junto a destacados equipos de colaboradores. Mis 8 años en Tololo junto a Nick Suntzeff y Mark Phillips (entre otros) fue una etapa de enorme crecimiento profesional que fue posible por el acceso a grandes y modernos instrumentos y una estimulante atmósfera de trabajo. En 1995 dejé Tololo para ir a hacer mi doctorado en la U. Arizona y desde 2004 trabajo en la U. de Chile en donde dirijo un grupo de investigadores jóvenes abocados al estudio de las supernovas.

P: Unas de las ciencias más desconocidas, por no decir la que más, es la astrofísica, unida con la astronomía, ciencias complejas y para muchos desconocidas. Usted, como astrónomo y astrofísico, reúne las condiciones para esta pregunta más que nadie: ¿Qué le diría a un lector de esta entrevista que no supiera sobre supernovas? ¿Qué cree que todo el mundo debería saber?
R: Las supernovas son colosales explosiones de estrellas. En solo un segundo la estrella se desintegra expulsando al espacio todo el material fabricado durante millones de años y brillando como una galaxia completa. Es esta gran pirotecnia cósmica, la estrella siembra el espacio con nuevos tipos de átomos como el calcio, el oxígeno y el hierro que no existían al comienzo del Universo, a partir de los cuales florecerán nuevas estrellas y planetas como la Tierra. En otras palabras, sin las supernovas no sería posible que se formen planetas como el nuestro ni seres humanos con calcio en sus huesos, hierro en su sangre y oxígeno en sus pulmones. Los átomos que forman nuestro cuerpo alguna vez salieron volando de una supernova y nosotros somos descendientes de estas explosiones.
P: Usted es licenciado en física (habiendo estudiado también un master), doctor en astronomía en la Universidad de Arizona (posdoctorado en el Observatorio de la Institución Carnegie de Washington), ha escrito cientos de artículos con miles de citaciones, ha colaborado con Premios Nobel, ha descubierto conceptos nuevos sobre supernovas y es uno de los astrónomos vivos más importantes… ¿Ha medido alguna vez su cociente intelectual? ¿Es usted superdotado?
R: Afortunadamente, no me he sometido a tan arriesgada prueba y desde ya le aseguro que a lo más podría ser superdotado para mis dos mascotas. En verdad, soy una persona muy apasionada por lo que hago y el resto ha sido mucha traspiración.

P: ¿Es posible para un astrónomo como usted ganarse la vida con la astronomía? ¿Piensa que la astronomía tiene salida para cualquiera que la estudia hoy día? ¿Piensa que es un trabajo poco remunerado? 
R: Es un trabajo bien remunerado en Chile y que permite apoyar a una familia, aunque sin grandes lujos. Pero esto es mucho más satisfactorio que ganar mucho dinero trabajando en una profesión que a uno no lo llena.

P:  Y por último, ¿qué consejo daría a los jóvenes astrónomos o a todo aquel que se ha iniciado a la astronomía?
R: Que se pregunten si sienten pasión por la Astronomía porque eso es el ingrediente fundamental para poder descifrar los misterios del universo.
P: Chile, a nivel de tráfico, es uno de los países que más visita el blog. ¿Qué opina sobre la comunidad astrónoma chilena? (A nivel individual y colectivo): ¿Piensa que se verá favorecida en un futuro con los nuevos proyectos? ¿Piensa que está siendo consciente del prometedor futuro? ¿Piensa que la población está iniciándose en la astronomía con estos proyectos? ¿Piensa que  son un aliciente para hacerla llegar?

R: La comunidad astronómica chilena ha crecido de unos 20 astrónomos hace 25 años a algo más de 100 doctores en astronomía y unos 60 estudiantes de postgrado en la actualidad, los cuales se vinculan a través de la Sociedad Chilena de Astronomía. El gran desafío de la comunidad es crecer y prepararse para poder hacer frente al gran flujo de datos a los que tendremos acceso en la próxima década (por ejemplo LSST). Para esto estamos trabajando junto a matemáticos, estadísticos e informáticos con el fin de crear un grupo multidisciplinario que pueda hacer frente a la avalancha de datos de la nueva era de la "Big Data".
________________________________________________________________________


Ha sido una grandísima entrevista que desde el blog agradezco y agradecemos a Mario Hamuy, siempre muy servicial al haber aceptado el ser entrevistado máxime cuando sabemos que su día a día es muy ajetreado; muy rápido, ya que apenas la entrevista se demoró unos días, que nuevamente, teniendo en cuenta su apretada agenda es un tiempo de elogio, y de nuevo su gran atención y amabilidad en todo momento en que se le necesitó, respondiendo a todas las preguntas (¡casi 20!) que se le mandó y a los correspondientes correos electrónicos. Mario Hamuy: un grande de la astronomía y un gran ejemplo de científico y de valores, sin duda trabajador, con un esfuerzo digno de elogio, amable, servicial y muy cercano. ¡Gracias, Mario! Sin duda un astrónomo y científico que todo el mundo debe conocer. Esta entrada va dedicada a todos los lectores del blog y sobre todo a los chilenos, de los que llevábamos mucho hablando pero muy vagamente, y merecen conocer un astrónomo de su tierra como Mario.

No hay comentarios.: