RADIO KOSMOS CHILE

RADIO KOSMOS CHILE
CENTRO CIENTIFICO TECNOLOGICO DEL MARGA MARGA - "CENCIENTECNO" - centrocientificotecnologico@gmail.com

27.1.13

II CONGRESO DEL FUTURO 2013.....


Un grupo de destacados científicos internacionales visitó el Very Large Telescope (VLT) de ESO en Cerro Paranal el 20 de enero de 2013, como parte de las actividades de la segunda versión del Congreso del Futuro, organizado por el Congreso de Chile para incentivar la reflexión sobre temas de ciencia, tecnología y ciudadanía en el país.
Hasta el Observatorio Paranal de ESO, ubicado en la Segunda Región de Chile, llegaron investigadores de renombre mundial como Paul Davies, físico, escritor y profesor de la Universidad Estatal de Arizona; Michel Brunet, paleontólogo y descubridor de Toumai, el bípedo más antiguo encontrado hasta nuestros días; y Enge Wang, profesor de Física y secretario general de la Academia China de Ciencias.
Los visitantes fueron recibidos en Paranal por el Representante de ESO en Chile, Massimo Tarenghi, quien los llevó a recorrer el interior de uno de los cuatro telescopios de 8,2 metros que conforman el VLT, el observatorio astronómico en luz visible más poderoso del planeta. Luego pudieron disfrutar de la apertura de los domos del VLT y de una impresionante puesta de Sol desde la plataforma donde se encuentran los telescopios.
“Nosotros hace más de 20 años pensamos en diseñar y construir el VLT. Hoy este telescopio es el buque insignia de la astronomía terrestre europea y es el instrumento óptico más avanzado del mundo. Por lo mismo, es un honor participar de esta actividad que también piensa en el futuro de un país”, dijo Massimo Tarenghi durante la visita en Paranal.

ESO estuvo presente en la segunda versión del Congreso del Futuro, realizada en Santiago entre el 17 y el 19 de enero de 2013, a través de la exhibición Awesome Universe, una muestra fotográfica especialmente diseñada por ESO para celebrar sus 50 años de vida. Durante los tres días que duró el evento, el público pudo disfrutar de charlas de destacados investigadores y líderes a nivel mundial, como Brian Schmidt, Premio Nobel de Física 2011; Donald Dingwell, secretario general del European Research Council (ERC); y Ricardo Lagos Escobar, ex Presidente de Chile.

INTERVENCIÓN SENADOR GUIDO GIRARDI
EN  LA INAUGURACIÓN DEL
II ENCUENTRO DEL FUTURO

Los saludo a todas y todos, especialmente a nuestros invitados, amigos de largo recorrido; políticos, científico, premios nacionales de ciencia, nuestro director de CONICYT, que son muy importantes en esto que yo llamo terapéutico.

Quiero saludar a Camilo Escalona, esto no hubiese sido posible si este Presidente del Senado no se hubiera comprometido, no nos hubiera apoyado para sacar adelante esta iniciativa. Estoy eternamente agradecido y hemos compartido juntos este caminar para llegar hoy día acá y esperamos que esto siga en nuestro Senado.

Quiero saludar al Presidente de la Cámara de Diputados con quien tenemos el desafío pendiente de crear una Comisión del Futuro en la Cámara, estoy seguro que vamos a lograrlo prontamente.
A nuestro Ministro Larroulet, quien digo que es el más intelectual de los Ministros, discrepo con él, pero me apasiona discutir con él porque tenemos puntos de vista distintos pero es una persona que tiene una elevada mirada para discutir.

A mi amigo Juan Asenjo, que representa para qué estamos acá, Premio Nacional de Ciencias, Presidente de la Academia Nacional de Ciencia y una persona que ha sido muy valiosa en esto.
Estamos acá porque el año pasado decidimos mirar lo que pasaba en el mundo y nos dimos cuenta de que nuestro Parlamento tenía niveles de anacronismo importante- en muchas áreas lo sigue teniendo- y creamos esta idea de la Comisión del Futuro que es una Comisión permanente y que busca romper el aislamiento que tiene el Senado, pero también busca cambiar la manera de pensar. También creamos una Comisión donde participan senadores, como el Senador Chahuan que es transversal, pero también participan científicos, los premios nacionales de ciencia y la sociedad civil, particularmente “Más Ciencia para Chile” que son los jóvenes doctorados que tienen interés, con el objetivo de construir un espacio donde Chile no se pensara desde la especialidad sino desde la  colaboración de saberes. Ha sido apasionante y los que más asisten son los premios nacionales de ciencia, incluso mucho más que los senadores.
Al mismo tiempo, creamos un Consejo del Futuro que es una instancia permanente para asesorar al Senado, donde hay premios nacionales de Ciencia contratados por el Senado, jóvenes de Más Ciencia para Chile que colaboran con asesorar al Senado en una mirada estratégica.
Y por qué estamos en esto? Porque tenemos la convicción de que el mundo cambio, de que el tránsito del siglo XX al siglo XXI no es solamente una sigla, sino que estamos viviendo el fin de una civilización, el fin de una era que nos marcó profundamente y estamos viviendo un mundo nuevo para el que no tenemos respuesta. Estamos pasando del siglo de la certeza, al siglo de la incertidumbre, a un mundo totalmente distinto, donde evidentemente estamos viendo signos de cambios.

Estamos frente a una nueva ciudadanía, una ciudadanía contra globalizadora, contra esta globalización que se ha adueñado del planeta, que ha promovido valores como la competencia, el individualismo, la visión proletaria del mundo que ha llevado a destruir la solidaridad tradicional, que ha promovido como fuerza esencial las individualidades, y ese mundo está en cuestión. Está siendo cuestionado por los ciudadanos, lo que está en cuestión es la controversia planetaria por la libertad y la igualdad, y eso aún está pendiente, pero tenemos una nueva contradicción que es entre las visiones centralizada, el poder vertical, el poder que viene de arriba para abajo, autoritario, y el pensamiento jerarquizado y una nueva manera de reflexionar y pensar que es colaborativo, de abajo para arriba, distribuido, colaborativo y que está cambiando la faz del planeta.

Hay una confrontación entre esta visión individualista, esta visión rentista, esta visión que está llevando al planeta a una crisis biótica. Algunos científicos sostienen que estamos ante una extinción masiva equivalente a las cinco extinciones pasadas, siendo nosotros testigos de esta contradicción y vemos como en Chile y en diversas partes del mundo hay una sociedad que está intentando reponer valores fundamentales, que intenta crear una solidaridad nueva, que intenta construir empatía no sólo entre los seres humanos, sino una hermandad con todos los seres vivos, que somos todos parte del planeta, que hay una nueva conciencia, una nueva escala de reflexión.
Cómo enfrentar esto en una sociedad que quiere democratizar la cultura, que quiere más democracia en lo social, en lo económico, en lo político y cómo la política se hace cargo de eso.
La principal reforma que tenemos que hacer es cambiar la manera de pensar, el pensamiento con el siglo XX- este pensamiento que fue una ruptura con el pensamiento del romanticismo- caímos en el siglo XX en un pensamiento secular de la vida, en un mundo de certeza, sobre ideologizada en todos los planos, primó el pensamiento lineal, el pensamiento cartesiano, las instituciones lineales, y el mundo que viene es complejo, relacionar, sistémico y este pensamiento del siglo XX no puede entender los fenómenos en red, no puede entender este mundo complejo, no puede comprender el pensamiento en redes dentro de redes y entonces este pensamiento queda anacrónico, no sirve, los códigos de la manera de pensar el futuro están absolutamente obsoletos.

Estamos viviendo un proceso tan vertiginoso de cambios, de celeridad que el futuro es presente, y hay desconocimiento, no logramos entender en esta bruma de información. Los ciudadanos no tienen posibilidad de comprender como democratizar toda la información de este mundo que estamos viviendo. Nuestras instituciones, son instituciones arcaicas porque son hijas de ese pensamiento, son centralizadas, son jerarquizadas, de arriba para abajo, desde las élites y no recogen este mundo que emerge de abajo, emerge en red, emerge colaborativo. Ninguno de los cambios, particularmente lo vemos en Chile que es un laboratorio: fue el primer país con una experiencia socialista democrática, fue capaz de derrotar una dictadura por un plebiscito, fue capaz de tener antes que otro una mujer Presidenta, y vemos como estos procesos globales se encarnan en procesos que vienen de abajo para arriba que no pasan por los parlamentos, no pasan por las instituciones locales, ni menos por los partidos. Y esto obliga a una reflexión, obliga a un nuevo concepto de gobernabilidad, antes nos podíamos poner de acuerdo entre la oposición  el gobierno, las élites y los empresarios, pero hoy hay una nueva gobernabilidad que emerge entre ciudadanos que se han transformado en actores políticos.

Si la política sigue mirando en forma vertical, si el Estado, las universidades, las instituciones siguen siendo centralistas y sectorialitas, si la educación sigue siendo vertical y no colaborativa, estamos ante un problema porque no estamos entendiendo ni comprendiendo el mundo que viene.
Tengo la convicción de que estamos marcados por los modelos energéticos, no solamente es importante la energía como debate futuro, sino que tiene que ver con una visión sociológica y antropológica, las sociedad son sociedades energéticas. Es la energía la que ha modelado la sociedad, y no la sociedad la que ha modelado energía. Cuando éramos recolectores, había una sociedad tribal, cuando descubrimos los cereales y domesticamos las plantas- sólo hace 10 mil años- pudimos almacenar energía, y eso construyó los estados, las religiones, el pensamiento intelectual.


La primera revolución industrial marcó un tipo de sociedad, y esta segunda revolución industrial que es la del petróleo, sustenta un modelo de sociedad y es la energía la que modela la sociedad, una energía centralizada, elitista, que está en sólo algunos lugares del planeta que requiere una geopolítica especial, requiere capitales inmensos para sacar el petróleo, que requiere de empresas monumentales, gestiones autoritarias, verticales y un mercado confrontacional. Pero ese mundo está en crisis, ese mundo está terminando, queda petróleo para sólo 30 años más, y vemos como emerge un mundo de energías renovables que van a marcar el futuro, un mundo al que deberíamos insertarnos con más velocidad porque somos el país más rico del planeta en energía solar, geotérmica. Pero va a ser colaborativa, va a cambiar un mundo centralizado-vertical, a un mundo conectado, donde vamos a depender los unos de los otros, donde el mercado va a ser colaborativo, el capital financiero no va a ser lo que va a gobernar, sino el capital de la asociación, de la colaboración, de los Wikipedia, de la creación, de procesos no privatizados. Viene toda una contradicción entre la visión propietaria y la visión abierta, este mundo ya vine, y vendrá una economía que va a avanzar hacia ese mundo y el tercer sector va a tener un rol fundamental en la creación de capital social.
Cómo nosotros entramos a ese mundo y aprovechamos las oportunidades para entrar a ese mundo. Acá hay un chasis, Internet y las energías renovables son un chasis de esta tercera revolución industrial que ya estamos empezando a vivir. Por lo tanto, no podemos seguir parados en el siglo XX, la civilización del petróleo no sólo está en crisis porque se está acabando el petróleo, sino porque hemos creado una crisis biótica inigualable; hemos lanzando CO2 a la atmósfera que estamos a punto de destruirnos por el calentamiento global, se están destruyendo las especies, se están descongelando los casquetes polares, y además, queda una cantidad de petróleo a consumir-que es la misma que hemos consumido en 150 años- pero que vamos a consumir en 30 años, imagínense lanzar en 30 años las emisiones que hemos lanzando en 150. Acá hay un problema ético, cómo enfrentamos este tema si los lobistas del petróleo, los que han matado y generado guerras por el petróleo, no van a permitir que entren otros procesos energéticos porque saben que cambian las correlaciones en el mundo. Nunca el poder ha estado concentrado en tan pocas manos como ahora, y eso es parte de los cambios que estamos viviendo, estamos en una multi crisis pero también en un escenario de múltiples oportunidades.
Hoy estamos hablando de ciencias, no sólo de ciencias duras, sino también ciencias blandas. Y  estamos alejados del presente, como actores que no estamos gobernando el futuro, en una crisis, hoy la sociedad no tiene brújula, no tiene norte, no tiene actores que estén compenetrados en codificar este mundo que viene, no hay intelectuales, están siendo reemplazados por los opinólogos. Estamos en una metamorfosis, esto no es un proceso de cambio, una mutación, es una metamorfosis, vamos a pasar de una cuncuna a una mariposa, estamos en un quiebre evolutivo. Acá se está gestando tal vez nuestros continuadores evolutivos como especie humana. Hay científicos que han planteado que en los próximos 50 años van a suceder cambios equivalentes a 20 mil años de progreso, de hecho cada 18 meses se duplica la capacidad de memoria, hace 30 años cuando uno tenía 1 terabytes ocupaba casi toda esta sala o más, hoy es la punta de un alfiler, estamos entrando a la era del post silicio-porque los chip son de silicio- pero vamos a llegar a un momento en que los chip serán tan pequeños que vamos a pasar a una era cuántica, esto va a revolucionar nuestras vidas.
Por ejemplo, en la biotecnología tenemos al biotecnólogo Craig Venter que participó en la decodificación del genoma humano que fue capaz de sintetizar en un computador un gen. Él dice, si yo fui capaz de sintetizar el genoma humano, lo puedo escribir, y escribió un gen. Es capaz de construir un gen de laboratorio, y a quién le pregunta Venter si es bueno o es malo crear un ser vivo que no viene de la historia evolutiva- para personas como yo que creemos que somos hijos de una historia evolutiva de una bacteria- o que no vienen de la creación para otros. 
Eso es un tema mayor que no puede depender de la voluntad de un científico, dónde está la sociedad para gobernar ese mundo.
Los premios Nóbel del 2012 fueron entregados a científicos que fueron capaces de reprogramar las células de la piel y transformarlas en células madres, las implicancias que tiene eso, no sólo en la medicina sino en el mundo, que viene son revolucionarios. Cambiar las células viejas del cerebro por células nuevas, cambiar las células viejas del corazón. Los premio nobel del 2011 fueron para científicos que descubrieron una encima que hace que las células sean inmortales, las telomerasa, y esta encima podría ser la base de la inmortalidad para el ser humano. Hay muchos que piensan que estamos llegando a una frontera de ciencia donde estos seres humanos se van a transformar en semi dioses, incluso capaces de operar la inmortalidad.
Ya hay un grupo de científicos en Estados Unidos, liderados por Ray Kurzweil, que plantea que de aquí al 2045 vamos a ser. Tenemos también temas éticos, en Holanda un grupo de científicos- en colaboración con científicos japoneses- recombinaron un virus de influenza aviar H5N1 que es capaz de destruir el 60% de la humanidad y eso genera una tremenda controversia ética sobre si tenían derecho a crear eso si tenían un problema de bio seguridad iban a generar una hecatombe, tal es así que Nature y otras revistas científicas no quisieron publicar el artículo porque es una controversia, pero fue una controversia sólo en el ámbito de la ciencia, porque nunca llegó a la política, nunca llegó a los ciudadanos, entonces este mundo, el mundo del futuro no puede ser gobernando sólo por la ciencia.
La ciencia es neutra, puede ser utilizada a favor del bien común o en contra. Uno de nuestros invitados era el científico que está trabajando en inteligencia artificial, él va a inaugurar el próximo mundial de futbol con una persona tetrapléjica que tiene un exo esqueleto comandado por sus neuronas cerebrales. Es decir, estamos en la frontera de construir robots que son una especie de avatar, robots que son nuestros clones y van a poder ser manejados por nuestras ondas cerebrales. Estamos avanzando tanto en inteligencia artificial, en la capacidad de memoria, que la inteligencia, las emociones de los seres vivos son procesos emergentes de la complejidad. A qué distancia estamos de crear inteligencia artificial con emociones, con inteligencia, por eso es que la escuela de Ray Kurzweil piensa que vamos a ser suplantados evolutivamente por estos hombres-máquina, que van a ser mucho más inteligentes de nosotros.



Acá esta Michelle Brunet que descubrió el hombre de Tumai que tiene 7 millones de años, cuánto tiempo ha pasado desde que el primer mono se puso de pie y su cerebro creció de 350 cc a lo que somos hoy, con lenguaje, capacidad de integración, autoconciencia, pasaron 7 millones de años. Qué velocidad tiene la inteligencia artificial para desarrollarse, hace 30 años atrás no existía Internet y estamos hablando de un mundo distinto. Por lo tanto, estamos enfrentados a situaciones nuevas que implican visiones nuevas.
La nanotecnología va a construir nuevos materiales que hoy no existen en la tierra, va a permitir construir nano robots que entran en tu organismo, van a detectar las células cancerosas y las van a destruir. No estoy hablando de ciencia ficción, estoy hablando de publicaciones científicas. Se están desarrollando sistemas de resonancias magnéticas que ya no son máquinas gigantes sino del tamaño de un celular que pasa por el cuerpo y va a poder determinar enfermedades. Vamos a tener kit genéticos que nos van a detectar problemas, la robótica va a reemplazar a muchas personas en sus puestos de trabajo, hay una condición hombre-máquina, hombre-red. Nuestro cerebro ya está conectado con neuronas artificiales, quién puede vivir hoy día sin un teléfono inteligente, estamos en un proceso profundo de co-evolución pero que tiene aspectos maravillosos ya que también ha logrado destruir y romper estos mundos que estaban separados, y nos ha permitido ser ciudadanos de una patria común y de una biosfera común, y eso es un gran legado que hace Internet.

Pero planteo un problema, si los ciudadanos y la política no entienden lo que es la nanotecnología, sino entienden estos cambios que ya llegaron, quién entonces gobierna el futuro, quién toma las decisiones. Qué pasa si la política y la ciudadanía claudican y renuncia a decidir porque no sabe, porque no se ha democratizado el conocimiento, quiénes van a tomar las decisiones, los mismos de siempre. Les aseguro que los poderes especulativos, los jugadores de ruleta financiera van a apropiarse de la tecnología y la ciencia para construir un mundo que no esté fundado en la igualdad y la equidad. Por eso es que es tan riesgoso este mundo que emerge, no es la ciencia, sino la ciencia sin gobierno, la ciencia sin ciudadanía, la ciencia sin democracia.
Si hay un tema que hoy tiene más relevancia que nunca es la urgencia de democratizar el futuro, porque el futuro que estamos construyendo está fuera de nuestro alcance.
Chile vive una edad media penosa y lamentable. Chile no tiene institución de ciencia, no tiene ministerio de ciencia, en 1973 fue decapitada la Conicyt, que funcionaba como comité asesor-nunca más ha sido respuesta- tenemos un presupuesto miserable de 0.4% para la ciencia que no permite hacer ciencia y estamos en la edad media. No le podemos dar valor agregado, estamos condenados a ser víctimas y rehenes de la lógica rentista de la explotación de los recursos naturales sin valor agregado.

Chile tiene una ciencia maravillosa. Acá esta Mario Hamuy con José Maza que fueron claves en el trabajo de Smith en lo que fue el descubrimiento de que nuestro universo está en expansión. Tenemos ciencia de primer nivel, María Teresa Ruiz ha sido clave- no sólo porque descubrió la enana café- sino porque desde Chile se van a descubrir los planetas habitables, los planetas con agua. En 30 años vamos a estar pensando en cómo vamos a descubrir nuestra misión evolutiva en el universo pero eso es parte de nuestro presente, porque desde Chile, en Chile tenemos una potencialidad que no tiene nadie en el mundo para exportar capacidad de transmisión de datos, para desarrollar infraestructura tecnológica, para exportar inteligencia.

Tenemos a Juan Asenjo, tiene un laboratorio precario con convenios que tiene que buscar, y tiene bacterias que van a enfrentar la cepa resistente de nuevos antibióticos y anti cancerígenos  y está secuenciando una vacuna contra el alcoholismo, y quién sabe eso. Y así estamos lleno, está Servet Martínez-del Centro de Modelamiento Matemático- que está secuenciando el genoma del salmón, todas investigaciones de primera línea equivalente a lo que hace la ciencia más avanzando. Y el último ejemplo para demostrar nuestra precariedad, Chile tiene uno de los mejores Centros Sismológicos del planeta, tiene los mejores grupos científicos de sismológicos del planeta- y bien por nuestro país porque sólo acá tenemos el 40% de la actividad sísmica de todo el mundo-y son los únicos que han logrado anticipar un terremoto publicándolo en una revista científica un año antes del 27 F, pero como hay una dicotomía entre la política y la ciencia nadie sabe y nadie hace nada. Pero saben cuántos sismólogos doctorados hay en Chile, sólo 5.

El problema de Chile para dar un salto adelante es la masa crítica, no tenemos masa crítica de físicos, de biotecnologos, de filósofos, como para decir que podemos dar un salto adelante y estamos condenados. Se discute sobre el litio, exportamos litio-que es un negocio de mil millones de dólares- Chile se reparte 400 millones y exportamos litio a granel, cuando en 10 años todos los autos van a usar litio porque van a ser eléctricos y Chile podría exportar baterías. Pero qué hay que hacer para eso, hay que tener ganas, hay que tener convicción, hay que tener decisión, hay que tener ciencia, hay que tener investigación, no hay que quedarse sentado.
Recién aprobamos la Ley de Pesca, una Ley injusta que le va a traspasar a siete grupos económicos una riqueza de más de 1.200 millones de dólares para que la mitad se convierta en harina de pescado, cuando el mundo está ávido de alimentos que son esenciales, que van hoy a los animales, pero que son esenciales para los seres humanos como el omega 3 y EPA, los mejores aminoácidos y ácidos grasos.



Qué se requiere para que Chile exporte productos frescos y valor agregado en todos los planes, cuándo vamos a tener un proyecto país que alinea además la educación, que la educación esté hecha para ese proyecto país. Hoy hay más de 300 proyectos educativos, cada uno hace lo que quiere, cada municipio decide, piensa de manera distinta, no hay posibilidad de alinear nada, no hay proyecto país, no hay reflexión sobre el futuro, si esto es el futuro cómo construye su país.
Tenemos el desierto más irradiado del planeta, Carlos Rubbia- Premio Nobel de Física- dice que Chile podría entregarle energía a todo Latinoamérica en el futuro, pero no tenemos ni un solo plan piloto de energía termosolar. Tenemos el 10% de la energía geotérmica y no tenemos plan piloto, no estamos haciendo investigación sobre hidrógeno, que es la fórmula para acumular energía a futuro, cuando Chile es el país más rico, Chile es una especie de Golfo Pérsico de Kuwait en estos temas pero tenemos miopía, tenemos autoridades que están centradas en que somos rehenes de las ganancias y monopolios de las empresas eléctricas que en Chile producen la energía más cara del mundo, quemando carbón que es el combustible más barato- 150 dólares el mega cuando Europa está pagando 60 dólares el mega.

Estos son los desafíos del futuro, cuando uno habla de futuro hay temas de futuro que son permanentes, cuando uno habla de futuro también habla de Derechos Humanos y acá está Baltazar Garzón que le dio alegría a muchos de nosotros. Hay un inmenso desafío porque el mundo que viene está lleno, más que nunca, de conflictos que van a colindar con los derechos humanos de primera, segunda y tercera generación. Viene la genotocracia, a lo mejor hay algunos que van a poder elegir ser altos, rubios y otros no van a poder hacerlo por falta de recursos, este mundo que viene está lleno de intrincados conflictos relacionados con los derechos humanos.
Mientras no se resuelvan los problemas del pasado, estos pasan a ser problemas del futuro, de la herencia negra que tenemos en relación a nuestros pueblos originarios, al pueblo mapuche, acá hay representantes de los Derechos Humanos que en tiempos de dictadura lucharon y tuvimos una Comisión de Justicia y Reparación, pero qué pasa con los pueblos originarios. En Chile asesinamos, el Estado de Chile entre 1880 y 1920, asesinó- porque lo permitió- a cerca de 20 mil Onas, se pagaban por testículos y orejas de niños, dónde estaba el Estado. No se trata integrarse, se trata de abrir las puertas para que pueda entrar un pueblo con su cultura, su identidad, sus valores, su medicina, su cosmología. Ese es el futuro, estamos obligados a hacernos cargos de ese futuro.

Otro desafío permanente del futuro es luchar por la igualdad, luchar por la equidad, particularmente cuando vivimos en uno de los países más desiguales e inequitativo del planeta, tenemos un desafío pendiente.
Queremos juntarnos, no mirar desde la especialidad, no mirar desde una visión ciega. Chile requiere cambiar su manera de pensar, debemos pensar de abajo hacia arriba, de manera asociativa, de manera colaborativa, construir pensamiento nuevo y para eso esta reunión. Les doy la bienvenida a que podamos construir nuestro futuro que en realidad es nuestro presente, el que cada día estamos viviendo.
Muchas Gracias!