RADIO KOSMOS CHILE

RADIO KOSMOS CHILE
CENTRO CIENTIFICO TECNOLOGICO DEL MARGA MARGA - "CENCIENTECNO" - centrocientificotecnologico@gmail.com

18.11.12


Universidad de Chile: Ceremonia al  Mejor Docente 2012:

El amor en el centro de la docencia



"Hoy día hay estudiantes de la U. de Chile que, gracias a su trabajo pero sobre todo al afecto que le dan a la labor de la docencia, nunca en su vida se van a olvidar de ustedes. ¿Qué valor le damos a eso? Simplemente el valor del corazón", dijo el Rector Víctor Pérez Vera ante los 36 académicos y académicas que este año fueron reconocidos con la distinción "Mejor Docente", en el marco del Aniversario 170 de esta Casa de Estudios.

"Entiendo la docencia universitaria como la práctica por medio de la cual se transmiten afectos mediante el intelecto". Esta fue una de las tantas frases con las que los académicos y académicas distinguidos con el Premio Mejor Docente 2012, definieron el trabajo que realizan a diario transmitiendo conocimientos, convirtiendo a jóvenes en profesionales, en líderes y ciudadanos, pero sobre todo formando personas.
El Salón de Honor de la Casa Central fue nuevamente el escenario de esta tradicional ceremonia de Aniversario en la que se reconoció la labor de 29 profesores y 7 profesoras que fueron destacados dentro de sus respectivas unidades académicas como los mejores.
"La Universidad de Chile les agradece a ustedes, a sus compañeros y compañeras de trabajo, a sus familias lo que hoy celebramos: su excelencia y su entrega", expresó el Rector Víctor Pérez Vera.
A esto añadió que "hoy hay estudiantes de la U. de Chile que, gracias a su trabajo pero sobre todo por el afecto que le dan a la labor de la docencia, nunca en su vida se van a olvidar de ustedes. ¿Qué valor le damos a eso? Simplemente el valor del corazón. Ustedes han sido vistos por los estudiantes como alguien que hizo la diferencia en su vida y no existen estándares para medir aquello".
Dirigiéndose a los docentes galardonados el Rector manifestó que la labor docente tiene que ver fundamentalmente con la nobleza y el corazón: "Eso es lo que los estudiantes encontraron en ustedes. Probablemente en el futuro no recuerden la fórmula, ni el ensayo, ni las salidas a terreno, ni la parte disciplinaria. Se acuerdan de los ojos con que ustedes los miraron, el tono de voz con el cual les hablaron y de cómo se dirigieron a ellos. Eso es lo que a uno le queda. Eso es lo que recuerdo de mis profesores de colegio y de Universidad. Los nombres los tengo acá, como cada uno de ustedes tiene los suyos en mente".
Por esto, el Rector reconoció la dedicación de estos docentes hacia la U. de Chile: "Después del intento por destruirla durante la dictadura, seguimos siendo la mejor gracias a gente como ustedes".
 "Son ustedes parte de un proceso continuo que da vida a la Universidad hace 170 años y que se proyecta sin límites en el futuro", dijo el Vicerrector de Asuntos Académicos Patricio Aceituno. Pequeños premios, como atrapar la atención de todos los estudiantes en la sala de clases, o recibir el saludo afectuoso de algún exalumno, dijo el académico, "están reservados a los buenos profesores", como también es motivo de orgullo realizar docencia "en una Institución que tiene sus orígenes en los albores de la república cuando estaba todo por hacerse". "Somos herederos directos de esos grandes personajes que desde la U. de Chile contribuyeron a darle forma este país", añadió.
La fuerza académica
¿Cómo representar en un discurso a gente tan diversa, proveniente de distintas disciplinas y de realidades tan heterogéneas? Frente a la duda, el Profesor Carlos Vignolo decidió convocar a través de un e-mail a la generación de Mejores Docentes 2012, a definir lo que significaba para ellos la labor del docente. "La emoción pasó de la angustia y la confusión, a la alegría, el gozo y la esperanza. Recibí de vuelta una cantidad de correos conteniendo una tremenda 'fuerza académica", manifestó.
"Formar profesionales que valen más por sus preguntas que por sus respuestas, que son capaces de iluminar de sentido las disyuntivas éticas o políticas que inevitablemente envuelven su quehacer"; "el punto es hacernos TODOS conscientes y partícipes de nuestra misión educativa y formativa"; "integrarnos y ser transversales como Universidad"; "la docencia por antonomasia"; "un buen docente debe involucrar sus sentimientos en el proceso de enseñanza"; "entiendo la docencia universitaria como la práctica por medio de la cual se transmiten afectos mediante el intelecto", fueron algunas de las frases que legaron al correo del Prof. Vignolo.

"La docencia acá es participar activamente en la instalación de valores, actitudes y habilidades"

A continuación el académico formuló propuestas para lo que llamo "La agenda conversacional estratégica y revolucionaria de la Universidad de Chile en lo que se refiere a educación". La primera de estas "la docencia no puede ser secundaria frente a la investigación". "Porque la docencia acá es participar activamente en la instalación de valores, actitudes y habilidades para formar personas conscientes, responsables, íntegras, respetuosas, abiertas al cambio y la diversidad, emprendedoras, justas y solidarias y ciudadanos democráticos comprometidos con el mejoramiento de la vida de los demás".
En tiempos en que el paradigma esencialista cede frente al constructivismo- planteó- "educar no es agregar capacidades a un ser que en lo esencial ya es de una cierta manera, sino generar contexto para que los jóvenes literalmente diseñen y gestionen proyectos de aprendizaje y construcción de sí mismos".
"Aprovecho de decir que me parece inaceptable que los estudiantes no estudien Filosofía. Todos deberían estudiar a lo menos las estructuras de las revoluciones científicas de Kuhn para que abandonen la idea de dar verdad y entiendan que los científicos no descubren verdades, sino que solo pueden inventar paradigmas que se validan por su utilidad y no por su veracidad", continuó.
"El conocimiento no es ni verdadero, ni permanente, ni universalmente válido, sino solamente útil, transitorio y muchas veces local", sostuvo Carlos Vignolo, añadiendo que "el conocimiento está disponible y actualizado minuto a minuto en ese cerebro compartido que es la Web. Tener hoy en día un profesor que entrega conocimiento es sinónimo de entregar conocimiento obsoleto que el alumno puede estar chequeando ahí en la Web. No hace ningún sentido el viejo modelo de entregar conocimiento, cuando éste ya no es verdadero ni definitivo".
Como segunda propuesta el académico subrayó que "el amor debe estar en el centro de la docencia", explicando que "transitamos a una visión holística del ser humano en que la razón, la emoción y el espíritu se integran".
"La letra, los valores, las actitudes y las habilidades con amor entran. Porque la tarea primordial de un verdadero docente es generar amor por aprender y por la disciplina que cultivan" y finalmente porque educar "involucra a ayudar a los jóvenes a aceptarse, valorarse y amarse a sí mismos. Ello solo puede hacerlo aquel y aquella que se acepta, valora y ama y desde ahí acepta, valora y ama a sus estudiantes".
"La educación debe dejar de ser para reforzar el individualismo atomístico y competitivo", reza la tercera propuesta. "Ésta debe orientarse a instalar la colaboración, la confianza y el capital social como elementos centrales para lo cual debemos mirar la docencia como el diseño y la gestión de comunidades de aprendizaje e idealmente comunidades de vida", añadió.
Finalmente, en una cuarta propuesta planteó que "la docencia de transversalizarse", invitando de paso a los docentes presentes a "asociarse para que el ejercicio docente alcance el lugar que le corresponde en la Universidad de Chile".

Honor, agradecimiento, alegría y compromiso

Antonio Vita Alonso
Académico de la Facultad de Ciencias Forestales y Conservación de la Naturaleza
 “Es un gran honor recibir este reconocimiento. Un gran honor, porque a estas alturas de la vida, en general,  uno recibe honores que más bien tiene que ver con los años de servicio. En este caso, como viene de los alumnos, la situación es distinta. Eso es algo que no tiene nada que ver con la edad, así que realmente es un honor muy grande. Además ellos son todo. Son el principal objetivo de nuestro trabajo, y la parte más agradable de nuestro trabajo. El trato con los alumnos”.

Dr. Alfredo Apip Ramos
Académico Facultad de Odontología
“Emocionado, porque una premiación así de tus pares es muy gratificante. Nosotros podemos ser médicos trabajando con la salud y no con la enfermedad, y he formado legiones de estudiantes que hacen esa tarea, en un mercado que está denigrado. Yo por eso estoy feliz, por recibir a mis 83 años de edad un homenaje de parte de mi Universidad, la que me dio todo. La Universidad patriarca que me enseñó los valores que predicó Andrés Bello: compromiso con la sociedad. Solamente agradecer al todopoderoso, a la trascendencia que me permite este momento y a los alumnos, que  son la fuerza, la energía. Ellos son mi gran familia”. 

Claudia Lagos Lira
Académica del Instituto de la Comunicación e Imagen
“Muy contenta y agradecida del Consejo del Instituto que decidió nombrarme, y de la Profesora Ximena Po, que como Directora de la Escuela, entiendo que fue quien propuso mi nombre al Consejo. Me siento muy honrada por el reconocimiento, y también siento que hay muchos otros colegas en el Instituto que pueden tener más méritos que yo. Así que contenta y agradecida. Además, feliz de ser parte de esta enorme institución, de larga trayectoria, que ha sido un pilar central de la historia republicana del país”.


Rodrigo Sánchez Edmonson
Académico de la Facultad de Ciencias Sociales
“Muy contento, porque entiendo que es un reconocimiento que entrega la Universidad, pero que, en su base, parte de las evaluaciones que hacen los mismos estudiantes. Y eso es fundamental, porque la Universidad no existe sin los estudiantes. Nosotros podemos ser los mejores docentes, pero si no tenemos donde volcar eso, no hay academia. Creo que los estudiantes son la fuente de la cual uno se nutre”.

Rodrigo Uribe Bravo 
Académico de la Facultad de Economía y Negocios
“Recibir un reconocimiento como éste es muy importante porque es el sentido por el que uno está haciendo clases en la Universidad, y particularmente en la Universidad de Chile. Esta institución tiene una gran particularidad, que es capturar a los mejores estudiantes del país, y que esos estudiantes hayan decidió premiarte a mí me parece un regalo gigante que vuelve a reforzar la idea de que uno tiene que estar aquí y seguir con ellos”.

Francisco Sanfuentes
Docente de la Facultad de Artes
"Tengo la experiencia de haber trabajo en otras universidades y al ingresar a la Universidad de Chile uno capta la verdadera potencia y relevancia de esta institución. Estar aquí significa un honor y un privilegio y deber".
Pamela Arriagada, en representación de Jocelyn Arriagada
Docente de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo.
"Para mi hermana es lo máximo porque es el reconocimiento de sus colegas, de sus alumnos y de sus pares lo cual la hace muy feliz y es muy importante para ella"
Luis Jara.
Docente de la Facultad de Agronomía.
"Recibir esta premio me sorprendió y me alegró mucho pues está dentro de la línea de los que vengo haciendo desde que entré a la Universidad de Chile"
Pedro Calandra
Director de extensión de la Facultad de Ciencias Agronómicas
"Esta distinción es un reconocimiento al esfuerzo diario y oculto en cierto sentido de lo que pasa en el aula entre el profesor y el estudiante, donde ellos y los directivos apoyan a quién ha cumplido esa hermosa labor de ser el mejor académico del año"
Juan Carlos Sturm Schaub
Académico de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas
"Esto ha sido un poco sorpresivo, no esperaba alguna distinción especial. Han sido casi cuarenta años de labor docente y veo a mis estudiantes de ahora mucho más despiertos que los de antes. Esto tiene mucho que ver con Internet y todo eso"
Karen Basfi - fer Obregón
Académica de la Facultad de Medicina

"Estoy contenta y agradecida también de los chiquillos, porque en realidad para mí es una retribución a lo que uno hace todos los días con harto cariño, pero que siempre el reconocimiento es un incentivo para seguir mejorando y seguir adelante. Ser docente en la Chile es un desafío constante. Los jóvenes te plantean desafíos y te exigen cada vez más. Trabajar en la Universidad te permite hacer muchas cosas. Desde estudiar constantemente, aprender de los chiquillos, estar haciendo trabajo en terreno, trabajar, servir también a la comunidad. Entonces es súper completo el trabajo de profe acá".


No hay comentarios.: