RADIO KOSMOS CHILE

RADIO KOSMOS CHILE
CENTRO CIENTIFICO TECNOLOGICO DEL MARGA MARGA - "CENCIENTECNO" - centrocientificotecnologico@gmail.com

14.12.11

Fuente: Departamento de Prensa C. de Diputados

Valparaíso - 05/12/2011


Medio millar de personas participó de la observación astronómica en pleno centro de Santiago


En el marco de este Seminario Internacional –organizado por el Congreso Nacional con ocasión de su Bicentenario- el Observatorio Europeo Austral y el Observatorio Astronómico Roan Jase realizaron actividades extra programáticas para los asistentes.
Durante 4 días, estuvieron emplazados en los jardines del Congreso Nacional en su sede de Santiago, una serie de telescopios y equipos a cargo del Observatorio Astronómico Turístico y Educativo ‘Roan Jase', los que tenían la misión de atender a los asistentes al Seminario Internacional "Congreso del Futuro".
De acuerdo a Roderick Bowen, especialista en difusión astronómica y director de la Asociación Chilena de Astronomía y Astronáutica, Achaya, "acá cumplimos una función que es la de brindar soporte al grupo Observatorio Europeo Austral (ESO) complementando la muestra que tienen en este evento, básicamente con equipos de óptica astronómica, con telescopios para que la gente pueda apreciar en vivo y en directo los objetos desde el centro de Santiago".
Fueron más de 500 las personas que pudieron disfrutar de una observación astronómica, es decir, la mitad de los asistentes a este encuentro científico y de las humanidades, las que recibieron muy bien la muestra fotográfica de ESO -la principal organización astronómica intergubernamental en Europa- que cuenta en Chile con tres sitios de observación en el Desierto de Atacama: La Silla, Paranal y Chajnantor.
"La recepción ha sido muy buena, porque por un lado, la gente tiene la capacidad de percibir algo que cotidianamente no le dedica tiempo y observar en vivo y en directo cráteres lunares, observar el planeta Júpiter con algunas de sus lunas, con las 4 lunas que podemos ver con telescopios menores. Hacer un poco de astronomía solar es algo que cotidianamente la gente no desarrolla, no ejercita, ni siquiera levanta la cabeza en las grandes ciudades. Y aquí se encuentra que en medio de la ciudad puede hacerlo con equipamiento relativamente básico y que le permite acceder a una nueva visión del entorno espacial que tiene", expresó Bowen.
Similar percepción tiene Leopoldo Hoffmann, bibliotecólogo de profesión y que se ha especializado en la difusión educativa y turística de la observación astronómica en el Observatorio Astronómico Roan Jase, ubicado en el Cajón del Maipo, Región Metropolitana.
"La reacción de la gente es muy buena, no ha sido una visita masiva, pero al menos la mitad de la gente que ha estado en el Congreso ha pasado a consultar, a preguntar, han visitado la exposición de fotos que tiene la ESO, junto con exposición de fotos tomadas por nosotros -a escasos 60 kilómetros de Santiago- es decir, que también es factible de hacer por aficionados"
En relación a la observación que se pudo hacer, explica Hoffmann que "ha existido una demanda de las personas participantes al Congreso bastante importante de observar, de pedir que se les muestre el sol", pero para ello, señala que "hay que hacerlo con cuidado, hay que poner filtros especiales que no se pueden eludir, porque se puede producir un daño irreversible a la retina del ojo, y la persona puede quedar ciega y en eso no hay retorno".
Aunque la observación fundamentalmente fue solar durante el día también se pudo -señala- "los días que se ha podido estar más tarde se pudo observar la luna, y hay gente que te manifiesta que por primera vez han podido observarle los cráteres a la luna o que han logrado ver Júpiter, las cuatro lunas que se le están viendo en este momento con los equipos que disponemos aquí dentro del Congreso".
Ambos integrantes del Observatorio Astronómico Roan Jase, formularon un llamado al público en general a conocer sobre observación astronómica. "Este es un mundo que está al alcance del común de la gente que llevan a la astronomía romántica, a la astronomía que tú puedes ver", sostiene Leopoldo Hoffmann, en tanto, que Roderick Bowen expresa que si bien se requiere -para una mejor observación- "de un cielo que tenga una menor contaminación lumínica que nos brinda Santiago, menor contaminación de material particulado y ojalá a la mayor altura posible", eso se puede obtener en la zona precordillera de la capital.
"Pueden acercarse al observatorio que contamos en el Cajón del Maipo. Chile es un país que tiene una serie de alternativas de turismo astronómico bastante desarrolladas, principalmente en la IV Región y II Región, donde están instalados los grandes equipos del Observatorio Europeo Austral, pero en la Región Metropolitana está también esta alternativa, a 40-50 minutos del centro se va a poder tener una observación".
También en la Región de Valparaíso se pueden encontrar tres observatorios astronómicos de turismo: en Algarrobo, Limache y Calle Larga. Centros que son difundidos por el Centro Científico Tecnológico “CENCIENTECNO”, entidad encargada de divulgar el conocimiento científico y tecnológico en la Región.
La observación astronómica se puede realizar de día -donde lo único observable es el sol que copa el escenario completo, pero donde se pueden ver las manchas solares- y de noche, donde se cuenta con un menú de acuerdo a la noche.
En esta observación nocturna podemos tener observación planetaria, observación lunar, observación de cielo profundo, cúmulos estelares y nebulosas, entre otros.
Instan a asumir los desafíos de la tecnociencia
en la sociedad del conocimiento



Con un agradecimiento de los Presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, Guido Girardi y Patricio Melero, respectivamente, a todos los asistentes se cerró el último panel del Congreso de Futuro: Sociedad del conocimiento, ¿Un gobierno de la tecnociencia?
Como "días terapéuticos", calificó el Presidente del Senado Guido Girardi, la oportunidad que tuvo de reunir por tres días, a Premios Nobel y científicos y académicos internacionales en el Congreso de Futuro, para discutir sobre los desafíos que vienen en nuestra sociedad.
El parlamentario junto a su par de la Cámara de Diputados, Patricio Melero, se mostraron "agradecidos de todos quienes hicieron posible este encuentro" que forma parte de las actividades de celebración del Bicentenario del Congreso Nacional.
La reflexión puso el broche de oro al último panel de la jornada denominado: Sociedad del conocimiento, ¿Un gobierno de la tecnociencia? Y que contó con la participación de Ivar Ekeland y Jerome Glenn.
Éste último, de nacionalidad norteamericana y licenciado en filosofía y experto en prospectiva es uno de los hombres más destacados en el desarrollo de procesos de análisis del futuro. Glenn es co fundador y director del Proyecto Millenium organización de investigación global de futuros participativos y, bajo esa perspectiva, expuso sobre lo que calificó como la necesidad de "proyectarse y pensar en el futuro".
El académico instó a la audiencia a pensar y desarrollar los escenarios posibles, y aclaró que "pensar en el futuro no significa tirar a la basura el presente". Asimismo mencionó que "todos somos místicos y tecnócratas, ambas categorías tendrán que juntarse" y para eso destacó la importancia de seguir avanzando en sistemas de capacitación.
Luego se refirió a la evaluación del proyecto Milenium y aseveró que "en nuestra evaluación el mundo está mejorando más que perdiendo, pero eso no significa que tengamos que quedarnos dormidos". Añadió que no podemos darnos el lujo de ser pesimistas pero evidentemente tendemos a notar las cosas que están mal.
En ese sentido mencionó el calentamiento global, el desempleo, el aumento del precio de los alimentos y la escasez de agua. Lo que debe llevarnos a impulsar proyectos.


EDUCACIÓN E INFORMACIÓN
A su turno el matemático francés y doctor en Ciencias, Ivar Ekeland expuso sobre la tecnociencia y reflexionó sobre los desafíos en educación.
El académico analista de ecuaciones diferenciales parciales, optimización y sus aplicaciones a la economía y las finanzas dijo entender perfectamente las manifestaciones estudiantiles "han ocurrido hace miles de años, los jóvenes quieren buena educación y conocimiento. La sed del conocimiento es antiguo".
Dijo además que las externalidades positivas de la educación son conocidas y los individuos "no debieran sostener el costo total de su educación". No obstante reconoció que "también hay efectos perversos".
Mencionó que "en una sociedad abierta donde todos pueden tener acceso a la educación y todos pelean por el mejor título" puede ocurrir que existan muchas personas sobre calificadas y eso se traduce en que se pierden muchos recursos humanos.
Asimismo reflexionó sobre el acceso a la información y mencionó que "no toda la información es positiva, puede incluso ser dañina y eso significa que tiene que ser normada", por ejemplo, la información genética podría convertirse en una situación compleja para las compañías de seguros.
Finalmente, en materia de gobernabilidad manifestó que hay que definir "quienes somos nosotros" porque todo se traduce en un equilibrio de poderes. "No hay ángeles que nos gobiernen".
Gran interés concitan las fotografías, telescopios y cortometrajes que se exhiben en los jardines del ex Congreso



Los salones y jardines del ex Congreso Nacional en Santiago, han sido el escenario en que académicos, estudiantes y profesionales del mundo científico y humanista, se dieron cita para disfrutar entusiastamente de las actividades extra programáticas que comenzaron el 30 de noviembre, con la exposición de arte cinético de la artista chilena Matilde Pérez.
Emplazados en los jardines del principal acceso del ex Congreso en Santiago, están las diversas fotografías, en gran tamaño, sobre los centros astronómicos del país junto a un extenso puzzle sobre la ubicación exacta de ellos, y que están dando la bienvenida al público que participa en la primera jornada de discusión del Congreso del Futuro.
Se trata de las actividades extra programáticas que brindan un certero colorido y espacio de encuentros para que los asistentes dialoguen, admiren y sobre todo, disfruten de las múltiples y entretenidas iniciativas de carácter gratuito
Para la jornada de este jueves 30 de noviembre, está contemplada la exposición de arte cinético de la artista chilena Matilde Pérez, el cortometraje sobre astronomía del documentalista chileno Patricio Guzmán y la observación de estrellas y planetas, a través de telescopios, que estarán disponibles al finalizar las horas de la tarde.


CIENCIA Y CIUDADANÍA
Susana Ascencio, estudiante de doctorado en filosofía y docente Universidad Arcis, comentó que "este evento es muy interesante, sobre todo, porque la ciencia que no es precisamente un campo que tenga gran difusión. Entonces, encontrar esto y con esta importante convocatoria en que están asistiendo todo tipo de personas, constituye un tremendo avance para acercar la ciencia a la gente".
Añadió que "es atractivo también conocer cómo este Congreso se vincula con la ciudadanía. Es muy valioso constatar que este encuentro une la ciencia y con las ciencias sociales, porque tradicionalmente han existido una división entre ambas. Por esto, este evento marca un precedente importante y sería excelente si se hicieran más de este tipo".
La académica, destacó que "el mapa de Chile donde están señalados los observatorios astronómicos, me pareció genial, lo encuentro súper didáctico; ojalá existieran estos espacios para los niños".
A su vez, Dante Cid, ingeniero comercial brasileño, calificó el evento como "estupendo" y añadió que "ojalá se hiciera lo mismo en Brasil. Este seminario es una forma muy interesante de despertar discusiones importantes y contar con científicos de la talla mundial es extraordinario".
Sobre las exposiciones de fotográficas, el profesional precisó que "son muy bonitas y espero ir en la noche a ver las estrellas en los telescopios, además siempre es una muy buena actividad. Como no olvidar que ustedes tienen los mejores centros astronómicos del continente".
Carlos Verdugo, académico y director del Centro sobre Ciencia y Tecnología de la Universidad de Valparaíso, explicó que "en este Congreso se está pensando en muchos problemas que fueron de alguna manera causados por el desarrollo científico y tecnológico como la polución y la energía nuclear. Ha sido muy interesante escuchar las proyecciones de cómo viene esta problemática en el futuro y es si es posible resolverla".
Enfatizó que "si al desarrollo científico no le agregamos sabiduría y proyectamos los impactos que tendrán en la población, es posible que el conocimiento de la tecnología nos condene a desaparecer e inclusive a otras formas de vida en el planeta tan complejas como nosotros".
Indicó que "este evento es un gran esfuerzo y celebro que esta iniciativa venga desde la clase política, en el marco del Bicentenario del Congreso Nacional. Se trata de un buen encuentro, ojalá se hicieran con más frecuencia".
Finalmente, Claudio Pérez, doctor en acuicultura Universidad de Chile, recordó que "Francisco Varela en sus escritos dijo vendría un cambio global hace muchos años atrás, tanto en materia económica, ambiental y biológica; lo que aseguró acá el científico Paul Davies, viene a confirmar lo mismo, habrán cambios en el futuro y ya lo estamos viviendo".
Reflexionó que "de alguna manera este Congreso y los científicos que están reunidos acá, responden al llamado de la gente, a la efervescencia de los que va a pasar. Las personas están preocupadas no por el fin del mundo, sino por el cambio global".
Acerca de las actividades extra programáticas, el profesional agregó que "han sido muy creativas y apropiadas, ojalá puedan venir más personas y no sólo público del área científica". 



DESPUÉS DEL PRESENTE, EL FUTURO



Por Guido Girardi, Presidente del Senado
La semana pasada culminó, con mucho éxito, el Congreso del Futuro organizado por la Cámara de Diputados y el Senado de la República en el marco del Bicentenario. Ya he hablado, en esta columna, de este encuentro, que planificamos durante meses. Quise con ello señalar un rasgo distintivo, un sello para el período en que he tenido el honor de ejercer la Presidencia del Senado. Y este Congreso del Futuro expresa muy bien la línea que he seguido desde que comencé a ejercer responsabilidades en el servicio público. Se trata, básicamente, de plantearse otras preguntas, no las clásicas, no las que están en la agenda o programa de cualquier político.
Creo que el estudio y la práctica de la medicina me han enseñado otro tipo de sensibilidad. Los médicos tenemos que interpretar síntomas y muchas veces lo hacemos sobre la base de inferencias; no podemos ver directamente, por ejemplo, un hígado, pero tenemos la suficiente información como para poder decir si ese hígado está sano o enfermo.
Algo así quisimos hacer con el Congreso del Futuro. Quisimos mirar por debajo de las apariencias e interrogar la realidad de manera no tradicional. Quisimos tomarle el pulso a una vena que no se ve. Y creo que lo logramos. Creo que la cita de la semana pasada, con varios Premios Nobel en ciencias entre los invitados, con los científicos más destacados de Chile, con filósofos, con otros parlamentarios, con la gente que asistió y fue capaz de formular también preguntas trascendentes, logramos trazar mejor el mapa del futuro, el camino que estamos siguiendo, el destino hacia el cual se dirige el mundo.
Y podemos concluir que el panorama no es halagüeño, salvo que tomemos decisiones profundas, urgentes y radicales, y que estas decisiones sean adoptadas de manera consciente, en la esfera que le es propia, por los participantes en este Congreso del Futuro.
En efecto, a los legisladores nos corresponde estudiar, formular y acordar las leyes que luego reciben la promulgación definitiva, pero no podemos hacerlo solos, y ni siquiera sólo sobre la base del apoyo de los tradicionales equipos gubernamentales y técnicos que colaboran o asesoran a los colegisladores, el Ejecutivo y el Legislativo.
Necesitamos, especialmente en los temas que conciernen al progreso científico y tecnológico que crecientemente modela la manera en que nos relacionamos mutuamente, del apoyo y la claridad de las mujeres y hombres de ciencia; y también requerimos de la participación ciudadana, que con toda razón reclama para sí papeles más protagónicos que la simple comparsa o el solo hecho de expresar su voluntad soberana en las elecciones propias de una democracia. Entre todos, y con todos, edificaremos un futuro más amable y digno para estas generaciones y especialmente para las que vendrán.
Esa ha sido la principal lección de este exitoso Congreso del Futuro: hay un porvenir digno para todos, pero tenemos que construirlo entre todos, sin dilación y con generosidad. 

No hay comentarios.: